miércoles, agosto 10

Crepúsculo – Stephenie Meyer



Hay tres cosas de las que estoy completamente segura.
Primera, Edward es un vampiro.
Segunda, una parte de él se muere por beber mi sangre.
Y tercera, estoy total y perdidamente enamorada de él.
Stephenie Meyer  9789707709942  Alfagura  504 páginas  Serie Twilight #1




Saga Crepúsculo
1. Crepúsculo
2. Luna Nueva
3. Eclipse
4. Amanecer

El modo de escribir de Stephenie Meyer es bastante suelto, me atrapó desde el primer párrafo hasta el último punto; la autora sabe contrastar las descripciones con los diálogos lo que hace que la lectura sea muy fluida y como lectora novel que soy esto logró que me encerrara en la lectura hasta que finalice el libro.

Los personajes son una gran piedra para el libro, ninguno aporta algo especial, algo que te haga recordarlos más allá del momento. Isabella Swan y su manía de que la llamen Bella, una chica torpe y sin encanto, que no posee personalidad y se lanza sin pensarlo a las fauces de una obsesión poco sana que disfraza en amor. Edward Cullen el demasiado perfecto galán de turno que por más que lo miro no encuentro un defecto que lo haga más real, no sólo porque es un vampiro se debe olvidar el realismo, señora Meyer. Por los demás no puedo decir mayor cosa, todos carecen de chispa propia, son más bien marionetas, los personajes de un libro deben ser un mínimo reales, así sean centauros, deben tener personalidad, de lo cual carecen los personajes de Meyer.

La historia es el cuento de hadas, sólo que se ha modernizado y han cambiado al caballero en su blanco corcel por un vampiro en un Volvo de lujo, los castillos por mansiones de jardines interminables y las hadas madrinas por cuentas bancarias a reventar.

Si bien la forma de escribir fue muy buena, no puedo decir que el desarrollo de la historia lo fuera, el amor que nos presentan me parece una obsesión poco sana por parte de los protagonistas y las partes de acción son para reírse; las cosas suceden rápidamente y sin fundamentos, si iba a ser una saga de cuatro libros hubiera sido mejor desarrollar el amor de los protagonistas a lo largo de esos libros para que fuera más creíble y sano, el amor a primera vista no es amor, es simple atracción física.

No entiendo por qué Meyer le arrebató el encantó a los vampiros: sus colmillos. Listo, ahora se pueden camuflar más fácilmente, pero no creo que con una dentadura perfecta sea más fácil camuflar una mordedura, además de que estas criaturas por creencia popular deberían dar miedo, no ser un grupo de bailarinas brillantes que despilfarran dinero a diestra y siniestra.

No entiendo muy bien todo el fanatismo que ha creado esta saga, le hace falta potencial por donde lo mires, lo único rescatable es la prosa de la autora.

1 comentario :

Ann dijo...

Estoy de acuerdo. No es que Robert y Kristen sean malos actores, pero simplemente con esta saga no pudieron y no se si se trata del guion, de los directores o que, pero no son los mismos personajes del libro. Bella parece estar siempre con la boca abierta, pensando demasiado que decir, todo lo contrario que en el libro que nunca falta un buen comentario ironico cuando se pelea con Edward, aunque claro, posee ese toque de nerviosismo cuando esta cerca de él. Sin duda alguna, este fue el mejor libro, claro hasta que nos perdimos de camino casi en el final y con los siguientes tres. Sin bien amanecer estubo rayado en la locura, me entretuvo mas que Luna nueva y Eclipse, lo que no quiere decir que lo considere necesario en la saga. Pues bien, me gustaria que meyer terminase Sol de media noche, para ver que tal y que por fin publicara ese libro de sirenas del que una vez hablo, quizas, tenemos mejor suerte :)