miércoles, marzo 14

Las armas legendarias – Jorge Alberto Estrada

"El mal nunca se ha ido y no lo hará, prepara su retorno y el Imperio controlará. La oscuridad cubrirá la luz y nadie nada prodrá hacer, la furia del inmortal se sentirá y todos los recursos para obtener su cometido, éste usará: Sin embargo, mi gran amor y compasión a todos ayudará; cuatro cristales de la esperanza les he de regalar y dependerá de ustedes el hacerlos madurar, la profecía sin duda se cumplirá y en el momento indicado mi poder los ayudará".
Un imperio... cinco reinos... cinco razas... una gran guerra se avecina, la magia será usada y el verdadero poder revelado.
Cuatro jóvenes emprenderán una aventura sin igual, desafiando la maldad pura, enredándose en un complot sin precedentes y evadiendo las más peligrosas pruebas.

Jorge Alberto Estrada  9789585707405  Punto de giro  459 páginas  Serie Las profecias de Alcanía #1
Serie Las Profecías de Alcanía
1. Las Armas Legendarias
2. Las bestias prohibidas

Las profecías de Alcanía es la nueva serie totalmente editada y escrita en Colombia; luego de pasar por el estante donde se encontraba exhibida decidí comprar un ejemplar para darle una oportunidad a los autores de mi patria. 

La sinopsis no muestra mucho de qué va la historia, más que nada porque pasan sus buenas 250 páginas antes de saber quienes serán los cuatro jóvenes de la profecía; no me mal entiendan, fueron unas buenas páginas pero conforme leía me empezaba a preguntar si la contra-portada no fue escrita al azar o algo por el estilo. Disfruté conociendo la historia detrás de la profecía, aunque sigo con algunas dudas normales de las sagas, y hasta llegué a desear que algunos momentos se expandieran un poco más. 

Esencialmente son cinco razas que fueron unificadas tiempo atrás y ahora son regidas por los Emperadores, que fueron una mezcla del heredero de los hechiceros superiores y la heredera de Los Bosques de Cipres . En cuanto al Imperio está dividido en cinco reinos: Los bosques de Cipres, Reino de Cristal, Reino Alco, Reino de Graham y las Tierras del Destino; entre estos cinco reinos se reparten las cinco razas y todas son controladas por el emperador que se encuentra radicado en las Tierras del Destino. Todo el rompecabezas se explica de la mejor manera a lo largo de las 250 páginas y para no olvidarlo se nos ha provisto de un mapa genealógico y geográfico del mundo creado por Estrada.

El tema principal de la saga es el odio, odio que se transmite de generación en generación desde la época antes del imperio. La razón detrás de él se explica en las primeras páginas, es un odio irracional nacido de la imposibilidad de cumplir un anhelo, un anhelo que significa la muerte y tristeza de muchos. 

Durante ciertas escenas se da una ligera ambigüedad de tratos y acuerdos, se explican ligeramente pero no hay una escena que concrete dichos actos, así que se pone en duda la estructura de la novela, pero hay consta de que es una saga y estas escenas se pueden/deberían explicar en las siguientes entregas. 
—Aún tengo un interrogante que me da vueltas en la cabeza y creo que tú puedes contestármelo —dijo Andria mirando a Seglan.
—Tú y tus preguntas a las que nunca les encuentro respuesta, dime...
—¿Quién es el gran enemigo del imperio? ¿Qué es lo que desea?
Seglan la miró con el ceño fruncido.
—Lo dicho, no sé.
—Vamos, Seglan.
—No, no sé quién es, ni qué quiere, ni qué persigue, lo que sé es que no va a descansar hasta que logre su cometido. Pero lo que sí les puedo decir, es que la respuesta a esas preguntas sólo las tiene una persona.
—¿Quién? —. Apuntó Trehia.
Seglan la miró con una sonrisa y contestó:
—Greta.
A medida que avanzaba en su lectura mencioné que tenía cierto problemita con los nombres de los personajes, es un abanico tan grande y algunos nombres son tan homónimos que me vi forzada a leer seguidamente el árbol genealógico; claro que dicho recurso ayuda cuando intentas recordar la historia a través de los personajes.

La pluma de Estrada es ligera y ágil, la novela se lee fácil y se pasan unas buenas horas de lectura, cuenta con la facilidad de descripción de tal modo que puedes imaginarte los escenarios sin mucho esfuerzo. El problema que vi, al iniciar la novela, es el uso del tiempo, en ciertas ocasiones el autor no hace uso de las etiquetas de 10 años después, un tiempo después, etc: la más visible es el cambio de un capítulo a otro en el cuál pasaron más de 10 años. Esto me causo varios dolores de cabeza porque me perdía y en algunos momentos no entendía que estaba sucediendo, la falta de los “letreritos” me desconectaba de la historia. 

Algunos diálogos se me hicieron absurdos, a la hora de imaginar a los personajes en dicha conversación me parecía que debieron haber reaccionado de otra manera, dicho algo completamente diferente. 

Me encantaron los dibujos para ilustrar las escenas importantes que están esparcidos a lo largo del libro, resaltan las ilustraciones de las batallas. Son en blanco y negro, a tinta si no me falla la visión. 

La novela promete y espero que mejore con el paso del tiempo.