martes, enero 1

Tardes de Pelis (9) – El Club de las Divorciadas

Para empezar el año con píe derecho he decidido hacer una nueva entrega de Tardes de Pelis con una comedia, que no me hizo destornillar de la risa pero tampoco fue un funeral. Empecé a verla por el simple hecho de su argumento: tres amigas, todas recientemente separadas, se ven reunidas luego de años debido al suicidio de la cuarta, al mismo tiempo este triste acontecimiento generará una sed de justicia para con sus ex-maridos.

¿No es interesante? Hasta el momento no había visto una película similar, se me antojaba algo nuevo así que aquí me tienen. Verla fue entretenida, un poco divertida y muy inspiradora.

Es una original de 1996 con estrellas, según entiendo, de lo mejor en la comedia. El film no me ha decepcionado, como ya he dicho, pero sí esperaba reírme un poco más, al menos unas cuantas carcajadas que me dejaran sin aire, pero no, fueron sencillas risas de unos cuantos segundos, y contadas con los dedos de una mano.

Luego de sentir que iba a reírme poco o nada, decidí mirar la esencia de la película, fue allí donde encontré la belleza. Con el pobre argumento que les facilité ya sabrán más o menos de que va la enseñanza: una mujer madura, léase mayor de 45 años, no necesita un hombre en su vida, y menos si ese hombre es un animal que te cambiará por la carne más joven del mercado en cuestión de segundos. Sí, hasta parece un libro de auto-ayuda para mujeres pero fue un trabajo excelente, en ningún momento me aburrí, ver como estas tres señoras intentaban rehacer su vida, con estilo y originalidad, fue entretenido.

Por otro lado están las actuaciones, estoy un poco acostumbrada al cine comercial donde los protagonistas están en sus 20 y/o en sus 30 primaveras poco avanzadas, es decir que se ven de menos edad; así que tener tres protagonistas cuya apariencia va acorde a la madurez madura de la gente, fue novedoso. Sin embargo, además de la edad puedo decir que saben interpretar el papel, me hicieron creer todo por lo que vivieron estas mujeres y además me agradó ver a Maggie Smith interpretando otro papel fuera de la seria y estricta McGonagall.

Puedo resaltar el final, que no es de mis favoritos, pero se ha notado el esfuerzo de cada una de las mujeres y las ganas de vivir felizmente separadas.

Así que si quieres pasar un par de horas entretenidas en el sofá agarra tu bol de palomitas, tu frazada favorita, un enorme tarro de refresco y una copia de esta película.

Ah! Y si quieres tener un par de ideas para vengarte en un futuro del posible cerdo que te toque por marido, te recomiendo agarrar una libreta.

1 comentario :

Liz dijo...

Vaya! se ve bastante bien! las pelis clásicas siempre me llaman ^^
besote