viernes, agosto 9

El tiempo de Ann – Andrea Rodríguez

Annabella tiene mucho a lo que enfrentarse en su primer año de universidad. Eso será fácil en comparación cuando tenga que poner la cara a un suceso inesperado y prácticamente imposible: ha viajado en el tiempo, y como si estar en el año 1723 no fuera poco, descubre que tampoco está en Argentina, sino en una España totalmente diferente a la actual. Entenderá, tristemente, que en esa sociedad no hay lugar para una chica de ropa extraña, y que cualquiera puede arrebatarle lo que es suyo. Pero estará dispuesta a pelear por sus derechos ahora inexistentes, y al encontrarse con el mismísimo Príncipe de Asturias, sabrá, con certeza, que los príncipes azules no existen. Ann debe demostrar que es fuerte e inteligente para salir adelante, principalmente, cuando se convierte en la pequeña obsesión de Estefano.

Andrea Rodríguez  9789873325403  Ediciones Frutilla  408 páginas
La primera vez que probé la prosa de Andrea fue cuando se hacía llamar Haruhi Overs y tenía sólo tres escritos publicados en está página, eran historias plagadas de fantasía y cuyas protagonistas siempre demostraban tener coraje y pasión. Por esa época El tiempo Ann nació y lo vi crecer en cada una de las actualizaciones que la autora hacía, en cada capítulo sentía el esmero que Andrea ponía al escribir. Ahora tuve la oportunidad de probarla nuevamente, pero esta vez como novela.

Al ser una re-lectura pude avanzar relativamente rápido, me encontré de nuevo en la época en que lo leía como fanfic pero el sentimiento es distinto, se ve el esmero que le han dado las chicas de ediciones Frutilla a la novela y las ganas de Andrea por dar a conocer una de sus muchas historias.

El tiempo de Ann no es una historia innovadora, no es una historia que promete encantar, no es un libro que te cambiará la vida, pero puedo asegurar que brilla con luz propia y que, con algunos detalles más, puede marcar un gran paso para el futuro de la autora.

Annabella es nuestra protagonista que al comienzo se encuentra desubicada y temerosa, y no es para más luego de un viaje inexplicable en el tiempo. Esta actitud con el tiempo y cada una de las vivencias en la época antigua la hacen crecer de golpe y florecer en una mujer decidida y fuerte que no se dejará amedrentar por nada ni por nadie.

Esa personalidad de la protagonista es lo que tanto nos hace falta en los libros de este tipo, por ello amé a Annabella. Puede que en algunos momentos se mostrara más como una niña malcriada, pero esos rasgos de imperfección lograron darle realidad al personaje, un trabajo muy bien logrado en lo que a mi respecta.

Por parte del protagonista, Estefano, primero debo decir que es la primera vez que leí el nombre y me ha gustado. Pasando a lo relevante, tenemos a un príncipe acostumbrado a tener todo lo que quiere, al menos hasta que se enfrenta a la imbatible personalidad de Ann; al principio de la novela se le puede ver como el chico malo, pero a través de las páginas podremos ver una evolución del personaje.

Me ha gustado el contraste entre los protagonistas, la armonía que lograba la autora en ciertas escenas fue espectacular y verlos chocar constantemente se vuelve en un punto entretenido y atractivo de la novela. También me han gustado los personajes secundarios que brillan con luz propia, se encuentran bien perfilados y se nota el trabajo que hubo en su creación.

Cada cambio de personalidad entre los dos está bien justificado a mi parecer y no lo encuentro muy forzado. Lo que más me ha asombrado para bien ha sido el manejo del amor por parte de Andrea, soy muy dura en este sentido pero debo admitir que el amor que se forjó a lo largo de las páginas fue real, hasta puedo aceptar de buena gana el final feliz acaramelado que tiene la novela.

Sí, el final de la novela es feliz, ¿por qué no? Es perfecto luego de tantos sufrimientos, pero no me ha gustado del todo, lo he encontrado un poco forzado y acelerado. La explicación sobre el viaje en el tiempo y la creación de una sociedad para el cultivo de la magia me ha parecido un poco floja, no me ha convencido del todo y la he encontrado muy apresurada, como si la autora hubiera querido terminar rápido.

Para ser su primera novela puedo decir que está muy bien escrita, salvo por uno que otro error de redacción por dedazos, utiliza un lenguaje fluido y juvenil que hacen ligera la lectura, me ha gustado el toque erótico que contiene la novela y que la autora no tenga pelos en la lengua. También resalto el trabajo detrás de la historia, se ha notado el esfuerzo en escribirla porque cada dato histórico concuerda con la realidad, exceptuando los nombres de los personajes obviamente y uno que otro desliz en las expresiones al hablar de Estefano.

Con unos pocos detalles de edición creo que la novela podría llegar lejos, y si Andrea decide seguir publicando sus trabajos poco a poco los ligeros problemas de redacción que presentó en esta novela irán desapareciendo.

1 comentario :

Nina dijo...

Bueno, espero a la autora le vaya genial con sus obras