martes, abril 29

El temor de un hombre sabio – Patrick Rothfuss

El hombre había desaparecido. El mito no. Música, mendigo, ladrón, estudiante, mago, trotamundos, héroe y asesino, Kvothe había borrado su rastro. Y ni siquiera ahora que le han encontrado, ni siquiera ahora que las tinieblas invaden los rincones del mundo, está dispuesto a regresar. Pero su historia prosigue, la aventura continúa, y Kvothe seguirá contándola para revelar la verdad tras la leyenda.
Patrick Rothfuss  9789588617145  Plaza & Jánes  1197 páginas  Serie The king killer Chronicle





Serie Crónica del asesino de reyes
1. El nombre del viento
2. El temor de un hombre sabio
3. The door of stone

Kvothe nos narró en El nombre del viento su desgarrador pasado, pero también nos narró partes alegres de su vida, nos contó como encontró el primer amor y avivó su llama, nos deleitó con historias de magia apodada de otra forma y más que nada, nos robó el corazón. 

Semanas después de terminarlo.
Ahora, en El temor de un hombre sabio, conocemos más a este hombre, nos enamoramos más; si bien lo que ahora nos narra no es tan desgarrador, se nos parte el corazón al tener que despedirnos cuando se termina el día, porque este hombre, con apariencia de niño, se nos mete tanto en la piel a medida que corren las páginas que al final te sientes vacío. Kvothe no sólo nos narra su historia, nos hace vivirla.

Al igual que en el primer tomo, el libro inicia y termina con ese espectacular capítulo de Un silencio triple; un ligero abrebocas para toda la maravilla literaria que nos prepara Rothfuss en sus casi 1200 páginas y una despedida sutil para cuando terminas el libro. 

La narrativa de Rothfuss es maravillosa, no se entretiene en descripciones pero tampoco se las pasa por alto, todo en dosis adecuadas para hacer la lectura rápida y ágil. El autor logra sumergirte a tal punto en la historia que una vez te das cuenta ya es demasiado tarde para abandonarla, porque ya eres parte de ella, Kvothe te hace participar en ella de maneras inimaginables.
—Absurdo no —objeté—. Las preguntas que no podemos contestar son las que más nos enseñan. Nos enseñan a pensar. Si le das a alquilen una respuesta, lo único que obtiene es cierta información. Pero si le das una pregunta, él buscará sus propias respuestas.
La trama es espectacular, lo que se nos presentó en El nombre del viento es tan sólo la punta del iceberg y con lo que se nos narra en este nuevo tomo la base todavía está lejos; si bien se desveló un poco más del mito todavía son muchas las preguntas sin respuesta y todavía son más las preguntas que surgen.

Los Chandrian, los Amir, el Cthaeh, Felurian; todos ellos son un gran misterio que Rothfuss no está dispuesto a desvelar todavía, preguntas como ¿por qué el gran Kvothe terminó siendo un simple posadero? ¿Quién es Bast y por qué parece que fuera más un enemigo que un amigo? ¿A qué le teme el hombre sabio que cuida la posada Roca de Guía? ¿Por qué Felurian le fabricó un shaed al Edena Ruh que acababa de seducir? ¿Denna es digna de confianza? se formularon en mi mente a medida que devoraba el libro. De una sola cosa estoy segura: el tercer libro será duro de leer, porque significará una despedida, más que un hasta luego, dejar atrás la trilogía de El asesino de Reyes será abandonar mi corazón, ningún otro libro me ha hecho sentir de esta manera.

Kovthe es un personaje espectacular que irradia vida desde el primer momento en que se anuncia, su personalidad única lo hace destacar sobre cualquiera y que lo recuerdes para siempre; pero no sólo el protagonista es el único que se te mete piel adentro, los personajes secundarios como Sim, Will, Fela, Elodin y Auri también lo hacen. El abanico de personajes posee tal brillo que recuerdas hasta el más mínimo detalle con facilidad.
La posada Roca de Guía era suya, y también era suyo el tercer silencio. Así debería ser, pues ese era el mayor de los tres silencios, y envolvía a los otros dos. Era profundo y ancho como el final del otoño. Era grande y pesado como una gran roca alisada por la erosión de las aguas de un río. Era un sonido paciente e impasible como el de las flores cortadas; el silencio de un hombre que espera la muerte.
Fuera de Kvothe, el personaje que más me impactó fue Auri, esa pequeña duende es tan especial que sin quererlo se metió en mi corazón; adoro su forma de ver el mundo, sus respuestas tan crípticas, su sutil manera de entender las cosas y sé que será una pieza clave de ahora en adelante, porque entre su excentricidad esta chica guarda unas cuantas verdades necesarias para la paz interna de cierto Edena Ruh.
Mi reacción al verme leyendo el epílogo.
Los cuatro rincones de la civilización es una tierra rica en cultura e historia, el propio Kvothe nos lleva de la mano al conocer uno que otro paraje nuevo, como lo es Vintas y Ademre; dos ciudades únicas pero igualmente bellas. La Universidad no es dejada atrás, por el contrario este mini-universo es ampliado todavía más con la inclusión de un nuevo bimestre y de unos cuantos pormenores entre Kvothe y Ambrose.

Las casi 1200 páginas se me fueron en un suspiro, no quería que acabará la maravillosa travesía de Kvothe, no quería despedirme de Elodin y compañía, quería seguir soñando con la Mancomunidad.

El temor de un hombre sabio es la esperada continuación de una travesía única que inicio con El nombre del viento, es un libro maravilloso que te partirá el corazón con tan sólo sostenerlo en las manos. El universo que ha creado Patrick Rothfuss es tan único y maravilloso que me gustaría vivir en él por el resto de mis días.

1 comentario :

MeriiXún dijo...

Hola^^
Tengo muchas ganas de leer estos libros!
besos