viernes, febrero 20

Otaku time (6) – Criminal minds

Si nos apegamos a la definición real de un Otaku tendríamos que aceptar que somos otakus de los libros, porque este término en Japón se le asigna a las personas que tienen una afición obsesiva a un tema o campo. Así pues, puedo decir que soy una otaku de los libros, soy una otaku de los doramas pero también soy una otaku de las series.

Criminal minds narra las investigaciones de un equipo del FBI que estudian perfiles de las más importantes mentes criminales de los Estados Unidos. Su trabajo es capturar criminales, su especialidad es pensar como ellos.
El Agente especial Jason Gideon y Aaron Hotchner lideran el equipo de criminalistas de élite, perteneciente al FBI, expertos en analizar las mentes criminales. Cada miembro del equipo tiene su especialidad. Así, está Elle Greenway, quien tiene una larga experiencia en delitos sexuales; Derek Morgan, especializado en crímenes de carácter obsesivos; el Agente especial Dr. Spencer Reid, una especie de genio incomprendido cuyas habilidades sociales son tan escasas como elevado es su coeficiente intelectual; y Jennifer Jareau, la novata encargada de las relaciones con los medios.
Con cada caso se esforzarán al máximo hasta dar con las pistas suficientes para poder atrapar a los peores y más peligrosos criminales.
La serie cuenta actualmente con 10 temporadas, siendo la 10 la más reciente y la que sigue en emisión.

Debo ser sincera con ustedes, en un inicio no me llamaba nada la atención, no soy muy amante de este tipo de series, sólo veo ocasionalmente algún capítulo de CSI: New York o CSI: Miami, pero fue ver esta escena lo siento, no pude encontrarla en español en los avances para que mi curiosidad se despertara.

Criminal Minds superficialmente es como cualquier otra serie criminal, pero detrás de los casos resueltos se esconde una historia, una historia de personas normales que intentando lo mejor que pueden todos los días y es esta historia la que me logró atrapar.

Los casos criminales de los que se encarga la BAU, Unidad de Análisis del Comportamiento por sus siglas en inglés, son bastante diversos, los hay desde los normales y ya vistos (secuestro de una persona, casos de acoso a famosos), hasta los más locos y poco vistos (asesinos en serie, ataques directos al FBI). Son éstos últimos los que más me encantan porque se nota el cuidado de la investigación previa de los escritores, se logra observar el buen trabajo de los actores al interpretar a sus personajes y se me logra subir el pulso debido a la intriga y acción que captura el director.

Luego de unos cuantos capítulos vistos decidí informarme como es debido de la serie, después de todo ésta está basada en una unidad que existe en el FBI, así que para poder crearme un concepto, debía conocer que tan veraz era la información que me daban. Fueron varios los días de lectura, de navegar entre foros y páginas de fans; hasta que decidí que la serie estaba dotada de gran realismo. Los personajes, la historia, los casos, los ambientes; todos ellos están bien fundamentados y guardan concordancia con la realidad, pero sobretodo guardan relación entre sí.

Háganme un favor y busquen "Derek y Garcia" en Youtube #PureLove.
Adoro que cada personaje tenga su historia única, que tengan defectos y cualidades, una personalidad definida, un estilo. Puedo identificar rápidamente a cada uno de ellos por medio de un único adjetivo, que si no lo describe al completo, al menos lo hace en su mayoría. Amo cómo se desenvuelven en cada capítulo, cómo evolucionan a lo largo de las temporadas. Los actores hacen un excelente trabajo al darle vida a cada uno de ellos, los encargados del casting han hecho un magnífico trabajo al definir quién interpretaría a quién. En lo personal, adoro a García sus conversaciones con Derek y a Dr. Red

En cuanto a la historia que se narra en paralelo a los casos, me gusta que se centre en mostrarnos la humanidad de los personajes. A veces siento, en este tipo de series, que los escritores se olvidan de que los detectives también son personas y tienen una vida fuera del trabajo; así que cuando en Criminal minds me dan pequeñas escenas donde el protagonista no es un asesino en serie sino un integrante de la BAU me siento feliz, porque puedo conocer más al personaje hasta simpatizar con él.

No diré que todos los capítulos son una bomba, pero sí que la mayoría tienen el suficiente picante para que siga fiel. En algunos capítulos podemos encontrar una combinación acertada entre seriedad y comedia, no serán momentos hilarantes de risa de más de 30 segundos pero sí lograrás reírte lo suficiente para cortar un poco la tensión del momento.

En resumen, Criminal minds es una serie que adoro. Está bien fundamentada, cuenta con personajes creíbles, con un grupo de actores excelente y una historia impactante.

3 comentarios :

Historias del atardecer dijo...

Holaa!! Yo no soy mucho de series, no me da tiempo :( Tengo muchísimas ganas de que llegue el verano y poder aprovechar^^

Historias del atardecer dijo...

Holaa!! Yo no soy mucho de series, no me da tiempo :( Tengo muchísimas ganas de que llegue el verano y poder aprovechar^^

Michelle Mouse dijo...

Estoy igual, con tanto trabajo que tengo este semestre no me da tiempo ni de leer :(. En cuanto salga a vacaciones sé que haré maratón de más de una serie xD