viernes, mayo 22

The infinite moment of us – Lauren Myracle

For as long as she can remember, Wren Gray’s goal has been to please her parents. But as high school graduation nears, so does an uncomfortable realization: Pleasing her parents once overlapped with pleasing herself, but now... not so much. Wren needs to honor her own desires, but how can she if she doesn’t even know what they are?
Charlie Parker, on the other hand, is painfully aware of his heart’s desire. A gentle boy with a troubled past, Charlie has loved Wren since the day he first saw her. But a girl like Wren would never fall for a guy like Charlie—at least not the sort of guy Charlie believes himself to be.
And yet certain things are written in the stars. And in the summer after high school, Wren and Charlie’s souls will collide. But souls are complicated, as are the bodies that house them...
Lauren Miracle  9781419707933  Amulet Books  316 páginas
Debo ser sincera, la portada del libro fue el mayor factor decisivo para hacerme con el libro, es preciosa, pero también la sinopsis del libro es atrayente; lamento decir que estos son los únicos dos factores del libro que puedo rescatar.

Wren es una chica con la que me identifiqué casi al instante, insegura de decir lo que piensa y de hacerse oír, deja de lado sus gustos con tal de satisfacer a sus padres y al resto del mundo. Fue conocerla y verme reflejada en ella, así que le tomé cariño al instante, pero casi con la misma rapidez empecé a odiarla.

Vamos por partes. En un principio el autor nos introduce a la protagonista lentamente, nos cuenta el por qué no es capaz de hablar a sus padres, nos da el trasfondo necesario para que el personaje sea real. Como dije, me identifiqué con ella porque la necesidad de complacer a todos, sobretodo a tus padres, la he sentido durante gran parte de mi vida y comprendo el por qué ella se frustra al no poder hacer lo que quiere o decir lo que piensa; logro comprender que ahora que inicia una nueva etapa en su vida quiera cambiar, quiera hacer algo por y para ella, pero lo que no entiendo es por qué el autor tergiversó a tal punto un personaje que tenía potencial.

El cambio que experimenta la protagonista no fue gradual, no sé si de haberlo sido me hubiera gustado más, pero en la forma en que sucedió sólo puedo decir que no me lo creí en absoluto y hasta me molestó un poco. La chica que inició siendo tímida terminó siendo irreconocible, literal irreconocible; pasó de no ser capaz de decir lo que piensa a mandar mensajes calientes, de ser una chica con la que me identificaba a ser un maniquí. No sé que pretendía el autor al cambiarla tan drásticamente, bien, que ella tenía que cambiar, ese era el punto del libro, pero no creo que el autor haya sabido abordar el cambio de la mejor manera.

Otro punto que no me gustó pero nada ha sido el amor, en este tipo de historias no se me hace raro que el romance brille por su ausencia, pero no por ello voy a negar que lo hecho en falta cuando no aparece, así que cuando vi que la relación amorosa no se haría del rogar me sentí feliz, al menos hasta que llegó y comprobé que era irreal, plana y hasta obsesiva.

La relación amorosa se da de manera apresurada, aún con el sentimiento preexistente, no logro creerme las palabras que se dedican entre ellos, nunca logré sentir que entre ellos realmente existiera un sentimiento amoroso porque a las dos páginas que se introducen en esta relación ya se están diciendo te amo, lo siento, pero yo necesito más de dos páginas para creerme que se aman, atracción sí, cariño tal vez, pero ¿amor? No, lo siento pero no, necesito más desarrollo en la relación para que digan esas dos palabras.

Aunque en su momento me pareció interesante, ahora con cabeza fría puedo asegurar que el trasfondo de los personajes es algo flojo. Por ejemplo, Charlie es un chico con un pasado bastante delicado, que de ser yo la que tuviera ese pasado presentaría graves problemas de adaptación social, por lo menos necesitaría una cita con un psicólogo a la semana para poder entablar relaciones interpersonales con el mundo, pero el Charlie del autor no necesitó psicólogos, ni siquiera los primeros años, sólo el amor de sus padres y ya eso le quita bastante realidad al personaje. ¡Vamos! No quiero ser trágica, pero un poco de coherencia con la realidad sería agradable, nos estás narrando una historia con cero fantasía, lo mínimo sería que tus personajes estuvieran apegados a la realidad.

Pero no todo ha sido malo, el libro contiene frases bellas que te invitan a reflexionar y se lee en nada, la forma de escribir de Myracle me ha gustado, tal vez este libro no sea santo de mi devoción pero no por ello voy a olvidar el esfuerzo y la dedicación que le ha puesto el autor al libro. Su prosa es muy cuidada, no tuve problemas en ambientarme y, como ya dije, en conectar con los personajes; tal vez no estoy de acuerdo con los cambios tan apresurados que introdujo el autor en la trama pero la esencia inicial del libro, la de dejar de complacer a todos y ser tú mismo, me encantó, si los giros de la trama fueran más creíbles la cosa sería distinta.

The infinite moment of us es un libro que inicia con buen pie pero que a medida que avanzas se va transformando en una historia irreal, pierde su esencia y se convierte en un libro más de romance mal desarrollado.