martes, junio 23

Susurros – A. G. Howard

El País de las Maravillas existe.
A Alyssa Gardner las flores y los insectos le hablan. Teme que su destino sea acabar en un psiquiátrico, como su madre, pues una vena de locura recorre su familia desde tiempos de su antepasada Alicia, la niña que inspiró el País de las Maravillas de Lewis Carroll.
Pero ¿y si los susurros de las flores no son alucinaciones? ¿Y si el País de las Maravillas existe y la está llamando?
Alyssa descenderá por la madriguera del conejo hacia un mundo mágico, pero también despiadado. Durante su increíble aventura, tendrá que decidir en quién confiar: en Jeb, su mejor amigo, por el que siempre se ha sentido atraída, o en el fascinante y seductor Morfeo, su guía en el País de las Maravillas y con el que lleva soñando desde que era niña.
A. G. Howard  9788494112324  Editorial Oz  378 páginas  Serie Splintered
Serie Splintered
1. Susurros
2. Delirios
3. Engaños

Susurros es un libro que comienza muy bien pero al poco tiempo empieza a decaer por el simple hecho de que no me gustan las contradicciones, no estoy en contra de los cambios de pensamiento mientras estén bien argumentados, disfruto leerlos, pero si es un cambio radical que no tiene trasfondo, lo más seguro es que tendré mi ceño fruncido durante el resto del libro. Y algo muy similar me sucedió en el libro con la protagonista.

Alyssa es una chica que afirma que no tiene manías, pero las tiene. No me molesta que las tenga, en cierta manera me gusta que las tenga porque hace al personaje más real, pero lo que me molesta es que me las cuente y luego se excuse diciendo que es una chica sin manías, no tiene nada de sentido.

Dejando de lado lo anterior, Alyssa es un personaje que me ha gustado y con el que he podido empatizar casi de inmediato. Una chica que sufre desde pequeña la falta de su madre, que tiene miedo de terminar como ella y que ha tenido que valerse por sí misma aún en la compañía de su padre. Una protagonista fuerte, nada dependiente, decidida y valiente. Me agradó leerla y vivir a su lado esta historia.

Jeb es un chico de lo más encantador, le cogí cariño casi de inmediato y las escenas en las que aparecía, con ese tira y afloja entre él y Alyssa, me hizo pasar un buen rato entre suspiros de amor. Por el otro lado está Morfeo, un personaje de lo más misterioso y encantador, es el típico chico misterioso que logró robarse mi corazón en un santiamén y sin que me diera cuenta, un hombre peligrosamente irresistible.
Misterioso. Rebelde. Problemático. todas las cualidades que las mujeres encuentran irresistibles.
Entre los dos se encargan de trastocar a Alyssa y con ella los sentimientos del lector. La autora tiene la cualidad de sumergirme en la historia, de hacerme vivir junto a Alyssa sus desventuras y por tanto también me vi dividida entre los dos chicos.

En el triángulo amoroso que me encuentro está bien encaminado y tiene fundamento; como dije ambos chicos son encantadores por diferentes maneras así que es casi imposible no sentirse atraída por ambos, así que entiendo el por qué la protagonista se encuentra indecisa a lo largo del libro, por un lado tiene al chico que siempre ha querido pero por el otro está el atractivo misterio que es Morfeo. Pero no todo es perfecto, hacía el final logré ver como flaquea y, aunque se llega a un veredicto, todavía no soy capaz de creerme del todo la decisión que tomó Alyssa.

Cada uno de los personajes de Howard están bien perfilados y son únicos a su manera, incluso aquellos que son extraídos del texto original de Carroll.

Me ha gustado el toque gótico que le da la autora al cuento de Alicia, en cuanto inició la aventura me vi sumergida en un País de las Maravillas oscuro propio de la mente de Tim Burton, y me encantó, lo amé de principio a fin.
País de las Maravillas y cotidiano. Dos conceptos que nunca deberían estar en la misma frase.
Ya he leído los libros de Carroll, Alicia en el País de las Maravillas y A través del espejo y lo que Alicia encontró allí; son dos libros hermosos que no me terminaron de encantar por la cantidad de locuras que me encontré, pero Howard a logrado capturar la esencia de ambos, trasmutarla un poco y lograr un retelling de lo más encantador que me sorprendió de principio a fin. No eché en falta lo absurdo de la obra original, porque la autora maneja y combina los puntos importantes de los libros, como la caída por la madriguera de conejo, la fiesta del té de locos y la coronación de una jugadora; de manera espectacular y original.

Seré sacrílega y diré que me gusta más esta visión del País de las Maravillas que la visión inocente y alocada de la Alicia de Carroll.

Me ha gustado, también, que se expliquen las referencias a la obra original, ya que no es del todo necesario leer el clásico para poder disfrutar la historia de Alyssa al completo. Aunque si encontré algunas referencias que no se explican, como que los espejos sean portales entre los mundos.

Aunque tengo mis reservas sobre lo que me espera en las otras dos partes de la historia, tengo al mismo tiempo curiosidad de cómo sigue la historia.

Susurros es un libro encantador, que me ha hecho suspirar como una quinceañera enamoradiza en medio de dos galanes. El País de las Maravillas que se narra me ha enamorado, es una visión oscura y gótica que a logrado, a mi parecer, opacar lo absurdo del original.

2 comentarios :

Nina dijo...

Lo tengo en casa hace un milenio pero es que quiero leer primero el original, alicia en el pais me refiero para aventurarme con este :)

Michelle Mouse dijo...

Sí, con los retellings siempre está el deseo de primero leer el original antes de aventurarse con la adaptación. Si lees Alicia espero que lo disfrutes mucho más de lo que yo lo hice, aunque me gustó lo absurdo del libro también me encontré molesta con el exceso del mismo.