martes, junio 16

The Duff – Kody Keplinger

Seventeen-year-old Bianca Piper is cynical and loyal, and she doesn't think she's the prettiest of her friends by a long shot. She's also way too smart to fall for the charms of man-slut and slimy school hottie Wesley Rush. In fact, Bianca hates him. And when he nicknames her "the Duff", she throws her Coke in his face.
But things aren't so great at home right now, and Bianca is desperate for a distraction. She ends up kissing Wesley. Worse, she likes it. Eager for escape, Bianca throws herself into a closeted enemies-with-benefits relationship with him.
Until all goes horribly awry. It turns out Wesley isn't such a bad listener, and his life is pretty screwed up, too. Suddenly Bianca realizes with absolute horror that she's falling for the guy she thought she hated more than anyone.
Kody Keplinger  9780316084239  Poppy  280 páginas

The duff es un libro que sigue la línea de Shut out, también de la autora. Una historia con tópicos americanos que se centra en el daño que puede hacer a una adolescente una simple palabra.

Bianca es una chica que al inicio me cayó muy bien por su forma tan cínica de responder, incluso a sus amigas, era bastante divertido leerla; pero a medida que avanzaba la historia me daban ganas de darle un par de cachetadas para que dejara de ser tan cerrada. Bianca ha vivido toda su vida creyendo que el amor entre adolescentes no es completamente amor, así que no concibe que un chico o chica de menos de 18 años pronuncia las tan poderosas palabras: Te amo; y es comprensible y hasta admirable su forma de pensar, pero cuando utiliza dicha premisa para no aceptar sus sentimientos hacia cierto chico, allí ya me empieza a molestar su cabezonería.

Como personaje lo encuentro perfecto, porque representa todas las inseguridades de una chica de 17 años, tiene miedo de perder a sus amigas, a los cambios, a dejar de ser quién es; pero como persona realmente no me la llevaría bien con ella, es un ser que alberga demasiado cinismo dentro y me sacaría de mis casillas muy fácilmente con sus comentarios. Los miedos e inseguridades de Bianca la hacen un personaje real, con el que te puedes identificar casi de inmediato.

Weasly Rush es el típico adolescente promiscuo americano, al menos es lo que me da a entender al inicio de la novela, porque cuando se abre a Bianca, cuando nos permite entrar en su corazón, el chico transmuta a ser un adolescente inseguro que intenta sobrellevar sus problemas a través de los placeres carnales. Este nuevo conocimiento sobre su ser, provocó que me acabara de encariñar con él.
“No matter where you go or what you do to distract yourself, reality catches up with you eventually.” 
Kody Keplinger tiene la facultad de crear personajes del común con los que te identificas, personas normales que se pueden encontrar en cualquier esquina. Pude encariñarme con casi todos, es normal que unos aparezcan más que otros, así que pude conocer más a algunos que otros. Las amigas de Bianca, Casey y Jessica, me encantaron, entre las tres forman un trio variopinto muy ameno de leer.

La trama es lo que más me ha gustado, porque no se vale de la típica historia de amor/odio adolescente, en un principio es sólo odio por parte de Bianca y con el tiempo va evolucionando a algo más. Pero no es por eso que me gusta, sino por el mensaje que transmite Keplinger a través de ella. Las palabras para un adolescente, y para las personas en general, son de cuidado, como bien dicen en mi ciudad las palabras tienen poder y un insulto tiene aún más poder, así no se tengan malas intenciones cuando se pone una etiqueta como perra, puta o duff; estas palabras calan profundamente en la persona y le llegan a afectar el autoestima

La autora a través de esta historia pretende mostrar una pequeña parte de dicho problema, de manera gradual nos muestra la realidad y cómo enfrentarla para no seguir huyendo de la realidad sino afrontarla ya sea por tu cuenta o en compañía de amigos como le sucedió a Bianca.

The Duff es un libro muy ligero que se termina en pocos días, que gusta por lo fácil de leer, por el mensaje que quiere transmitir y por ser capaz de desconectarme durante horas.

8 comentarios :

dijo...

Lo leí hace unos meses y no me gustó especialmente, aunque es una lectura ágil y siempre va bien tener un libro así a mano.

Saludos!

Ella Zegarra dijo...

no sé si te pase a ti pero cuando yo lo leí, me gusto mucho al inicio... pasaron los días, meses y cada vez que pienso en el libro no logro encontrar el mismo gusto que le tuve al inicio.

Nina dijo...

A mi no me llama mucho la atención xD

Michelle Mouse dijo...

A mi me pasó lo contrario con este libro, antes no me pareció la gran cosa pero con la segunda leída en este año me gustó mucho más.

Carol M dijo...

Hola! A mi el tema del libro no me interesa demasiado, aunque reconozco que es un buen mensaje. Sin embargo quiero leerlo porque es una de las pocas novedades que conozco en inglés, y ahora que estoy empezando a leer en este idioma, como dices, parece una lectura ágil, y también amena, así que en algún momento le daré una oportunidad ^^

Seiren dijo...

La primera vez que leí la novelita esta me gustó. Nunca he sido mucha de literatura juvenil, pero aquí me ganó la curiosidad. Recuerdo que me gustó por el hecho de que ellos iniciaran un relación no del tipo romántico (ya sabes a lo que me refiero), y sólo por eso.

La releí hace poco por motivo de la película (la película no es tan mala, pero no es una adaptación, le cambiaron todo y sólo dejaron los nombres) y no me gustó para nada. De hecho, hizo que me enojara con mi yo más joven por haberla leído y mucho más por haberla encontrado interesante.

De paso es que ya estoy demasiado vieja para estas cosas.

Saludos.

Michelle Mouse dijo...

Si estás empezando a leer en inglés te lo recomiendo mucho, cualquier libro de Keplinger puede ser. La mujer escribe muy sencillo, no utiliza palabras rebuscadas y es fácil adentrarse en la lectura.

Michelle Mouse dijo...

A mi me pasó todo lo contrario, la primera vez que lo leí me pareció lo más normal del mundo pero con la segunda leída me gustó mucho más, si bien la nota no cambió de una leída a otra el sentimiento sí que lo hizo :)
No creo que estés vieja, más bien no es tu tipo de libro, la lectura no tiene edad, preciosa :)