martes, julio 7

Harry Potter y el misterio del príncipe – J. K. Rowling

Con dieciséis años cumplidos, Harry inicia el sexto curso en Hogwarts en medio de terribles acontecimientos que asolan Inglaterra. Elegido capitán del equipo de quidditch, los entrenamientos, los exámenes y las chicas ocupan todo su tiempo, pero la tranquilidad dura poco. A pesar de los férreos controles de seguridad que protegen la escuela, dos alumnos son brutalmente atacados. Dumbledore sabe que se acerca el momento, anunciado por la Profecía, en que Harry y Voldemort se enfrentarán a muerte: "El único con poder para vencer al Señor Tenebroso se acerca... Uno de los dos debe morir a manos del otro, pues ninguno de los dos podrá vivir mientras siga el otro con vida." El anciano director solicitará la ayuda de Harry y juntos emprenderán peligrosos viajes para intentar debilitar al enemigo, para lo cual el joven mago contará con la ayuda de un viejo libro de pociones pertenecientes a un misterioso príncipe, alguien que se hace llamar Príncipe Mestizo.
J. K. Rowling  9788478889945  Salamandra  602 páginas  Serie Harry Potter
Serie Harry Potter
6. Harry Potter y el misterio del príncipe

El sexto libro de la celebre saga de Harry Potter es la muestra de que esta saga, que inicio siendo infantil, ya dejó atrás esos años y sigue con el corte más juvenil y oscuro iniciado en los dos libros anteriores.

El libro inicia con una peculiar reunión entre un muggle y un mago que comparten cargo, para luego pasar a una escena que no augura nada bueno. Este inicio tan poco común en los libros de Rowling me hizo sospechar que la novela me partiría el corazón, de haber sabido lo que me deparaba el final no estoy segura de que hubiera querido llegar a él.

Harry Potter es el elegido, el joven mago que se encargará de acabar con la época oscura instaurada por el-que-no-debe-ser-nombrado, pero sobretodo es un joven que ha crecido junto al lector. Harry ha cambiado mucho a lo largo de los cinco anteriores libros, y éste no es la excepción; en este libro lo veo más maduro, las emociones a flor de piel que me mostró en el libro anterior se han calmado un poco; aunque aún lo veo preocupado por la profecía que lo une al Señor Tenebroso, también lo veo más decidido que nunca a cumplirla.
Y ahora, Harry, adentrémonos en la oscuridad y vayamos en busca de la aventura, esa caprichosa seductora.
En un principio me molesté con el chico porque estaba obsesionado con Draco, no me presentaba argumentos necesarios para dudar tanto de él; sí, tenía mis sospechas pero no las suficientes como para aguantar tanta obsesión. Aunque el punto bueno de esto que se aumentaba la intriga a medida que pasaba las páginas, quería saber si Harry estaba en lo correcto o por el contrario tan sólo estaba basando sus dudas en la rencilla infantil que llevaban ambos desde que se conocieron.

Y por su parte, Draco logró encandilarme, si bien no pude conocer a fondo las emociones del chico ya que la novela está centrada en Harry, durante los últimos capítulos sentí mucha pena por él, quería abrazarlo y decirle que todo estaría bien, que no tenía que ser como su padre y que podía escoger la luz si eso quería. Algunos lectores tachan a Draco como cobarde, yo lo perdono porque no tiene la culpa de haber nacido en una familia tan rígida y tener un padre al que sólo le importan las apariencias. No saben la alegría que me invadió cuando no fue capaz de sostener su varita al final, una alegría que se vio opacada por la más vil de las traiciones.

Los personajes de Jotaká son increíbles y a medida que leo más sobre ellos logro percibir un cambio en cada uno. Desde Harry hasta Draco, pasando por Hermione y Ron; cada uno de los chicos que me presentó la autora en la piedra filosofal han ido creciendo hasta convertirse en hombres y mujeres, unos de admirar y otros de temer.
Los adultos somos insensatos y descuidados cuando subestimamos a los jóvenes.
Me ha gustado el avance en las relaciones interpersonales de Harry, si bien no me creo del todo el interés que éste ha desarrollado por cierta pelirroja, si me ha gustado que dejé de suspirar por la insípida de Cho; vale, puedo creer que entre la pelirroja y Harry exista un cariño, pero amor no. Ella tuvo un papel importante que desarrollar en el pasado, pero desde entonces no se le había vuelto a ver el pelo tan seguido, así que no entiendo cómo puede llegar a desequilibrar a Harry. La relación que me presenta Jotaká me parece de lo más insípida y plana posible, poco creíble y hasta complaciente para con los fans.

La esencia de la historia y el misterio detrás del título me han gustado. He notado un gran avance en la historia; el inicio del último arco argumental de la saga Harry Potter es emocionante, los giros de la trama son imprevisibles, el todo de la historia es de admirar. Disfruté como nunca de la lectura, Rowling ha logrado crear una historia, un mundo, que me ha cambiado como lectora.

El final del libro es impactante, desgarrador y oscuro. Harry Potter y el misterio del príncipe ha sido el libro hasta el momento que más me ha afectado, pude soportar la muerte de Sirius, no la supero pero la soporto, la entiendo; pero el personaje que nos abandona en esta entrega, es un personaje que me marcó, que me hizo gozar como cría con sus apariciones y que me dio mucho para reflexionar. Desde que comencé la lectura sabía que algo malo iba a pasar, pero no sabía que el final me iba a marcar tanto.

Harry Potter y el misterio del príncipe ha sido el inicio de un final que sé que me romperá lo que queda de mi corazón. Jotaká ha creado un mundo, unos personajes y una historia sin igual. Espero mucho de la séptima y última parte de tan magnífica saga.

4 comentarios :

Nina dijo...

y yo aqui sin leer el quinto jajajaja ya será pronto

Estefany dijo...

Wahoo excelente reseña de Harry, me alegro que te guste la saga y si prepara los pañuelos Las Reliquias es desgarrador T.T *llora desconsoladamente*.. Me gusta tu blog me quedo por aqui besos desde Venezuela..

Michelle Mouse dijo...

El quinto es donde todo empieza a oscurecerse *_____* LÉELO!! Ajajaja, también espero que sea pronto ;)

Michelle Mouse dijo...

Gracias :*
Sí, el séptimo fue increible, no lloré porque soy de lágrimas difíciles que de lo contrario habría formado un mar más grande que el de Alicia en el País de las maravillas XD