martes, julio 21

La pirámide roja – Rick Riordan

Nos quedan sólo unas horas, así que escucha con atención.
Si estás oyendo esta historia, ya corres peligro.
Mi hermana Sadie y yo podríamos ser tu única esperanza.
Todo empezó en Londres, la noche en que nuestro padre hizo explotar el Museo Británico con un extraño conjuro. Fue entonces cuando nos enteramos de que, además de un reconocido arqueólogo, era una especie de mago del Antiguo Egipto. Rodeado de valiosas antigüedades, empezó a entonar extrañas palabras... Algo debió de salir mal porque la sala quedó reducida a escombros; Set, el dios del caos, apareció de la nada envuelto en llamas y a nuestro padre se lo tragó la tierra...
No puedo decirte nada más; el resto deberás descubrirlo tú.
Rick Riordan  9789585758056  Montena  474 páginas  Serie The Kane chronicles
Serie The Kane chronicles
1. La pirámide roja
2. El trono de fuego
3. La sombra de la serpiente

Rick Riordan se ha convertido en uno de mis autores favoritos después de la saga de Percy Jackson, pero con este inicio de saga reafirmo mi gusto por el autor y sus libros, no creo que llegue el libro de su autoría que me decepcione.

La mitología no es santa de mi devoción, sé poco o nada sobre ella y sus diferentes ramas, así que aventurarme con un libro cuyo protagonista fantasma, era nada más y nada menos, que la mitología egipcia me hacía tener mis reservas; pero fue recordar lo bien que me fue con la mitología griega y decirme a darle una oportunidad.

Esta vez ha sido el turno de la mitología egipcia para ser protagonista de la historia; si bien diferencio uno que otro dios egipcio, en su mayoría los que me presentaron Sadie y Carter han sido completamente nuevos. Me perdí durante la lectura con tanto nombre desconocido pero fue cuestión de acostumbrarme y empezar a disfrutar como cría de cinco años en una dulcería. Me ha gustado mucho aprender sobre otra mitología a la par que leo un excelente libro.

Sadie Kane es una chiquilla, no hay otra manera de describirla sin entrar en detalles que les dañen la lectura. Sus primeros capítulos fueron una tortura para mí, su tono tan prepotente me molestaba mucho y hacía que descendiera notablemente mi velocidad de lectura. Debo agradecer a Riordan su gran capacidad de hacer que sus personajes evolucionen, si la chica no hubiera cambiado a medida que avanzaba la historia, estoy segura de que no hubiera disfrutado tanto el libro.
—La justicia no significa que a todo el mundo le toque lo mismo –dijo mi padre–. Significa que todo el mundo reciba lo que necesita. Y la única manera de conseguir lo que necesitas es hacerlo suceder por ti mismo.
Por su parte, Carter me ha caído mucho mejor, incluso su faceta de lo-sé-todo-sobre-Egipto me ha parecido encantadora. Es un chico muy listo, algo torpe pero siempre dispuesto a ayudar incluso si su pellejo se ve en riesgo durante el proceso. Las partes que narraba me encantaban, incluso contaba los capítulos para regresar a leerlo porque sencillamente el chico se robó mi atención desde el primer momento.

Como personajes principales no tengo ningún comentario en contra de Sadie y Cartes; sí, Sadie es algo molesta a veces pero, como le sucedió a Carter, una termina acostumbrándose a su carácter. Ambos evolucionan a lo largo del libro, pasan de ser dos chiquillos desorientados a dos jóvenes capaces de plantarle cara al malo de turno incluso si deben poner su vida en peligro. Son de admirar estos dos.

Los dioses egipcios son personajes más, cada uno cuenta con su propia personalidad por lo cual no están exentos de que unos me gusten más que otros. Los más vistos y mencionados a lo largo del libro son Isis, Horus y Bast. De la primera puedo decir que la odie casi de inmediato, fue un sentimiento muy cercano a lo que me produjo al principio Sadie; la diosa es tan prepotente y codiciosa que me molestaba, no podía creer que alguien pudiera estar tan cegado de poder que no se diera cuenta del mal que estaba cometiendo.

Horus fue otro cantar, aunque también es arrogante al máximo, me gustó mucho conocerlo y aprender sobre él junto a Carter. Es un dios muy valiente, demasiado seguro de sí mismo para mi gusto y algo inconsciente del peligro que corre su vida en algunos momentos; pero incluso así me gustó, no poseo una razón científica para esto pero hay cosas en la vida que no se pueden explicar.

Bast, la hermosa Bast ha sido la que mejor me ha caído, fue verla entrar en escena y quedar enamorada de ella. Una gata de armas tomar que defenderá a los chicos con colmillos y garras, hasta con bolas de pelo si es necesario.
Manhattan tiene sus propios problemas. Sus propios dioses. Es mejor que no nos mezclemos.
Me ha encantado como el autor se vale de la edad para reencontrar a los hermanos, estoy segura de que si ellos dos tuvieran unos años más encima su relación no hubiera resultado tan fructífera, incluso si arriesgan la vida juntos en más de una ocasión. Pero al mismo tiempo lo encuentro como el punto débil de la novela, ya que le aportan a la lectura un corte infantil, que si bien me gusta en los libros, no encajaba con lo que yo quería en esos momentos.

Lo que más me ha gustado y me ha causado gracia son los guiños del autor a su otra obra, Percy Jackson y los dioses del Olimpo. No son guiños directos donde se mencione a Percy, pero si se hace mención al Olimpo y el lugar donde los dioses griegos rigen. Ambas historias suceden en un espacio geográfico muy cercano y esto le da posibilidad al autor de realizar estas menciones sin ser forzado.

También he de admitir que los toques humorísticos que da el autor a su prosa me encantan, sabe ponerlos en los momentos adecuados para disminuir la tensión sin parecer fuera de lugar. La prosa de Rick Riordan es muy fluida, además de que es tan fácil sumergirse en la historia que asusta.

La pirámide roja ha sido un inicio de trilogía magnífico donde reafirmo mi gusto por los libros de Rick Riordan, este hombre sabe contar una historia donde la mitología sea un personaje más. Estoy muy ansiosa por saber como continúa la travesía de Sadie y Carter.

8 comentarios :

Constanza dijo...

Holaaa!!!
coincido plenamente contigo Amo tanto Percy como esta trilogía! son geniales, la que me decepcionó un montón y no he pasado del primer libro fue la saga de los Dioses del Olimpo, no sé si los lea y estoy ansiosa por leer la nueva saga basada en la mitología escandinava, además uno aprende un montón!
Besos! excelente entrada.

Dr. Gerardo dijo...

Tengo que leer esta trilogía ya!!!!!


Gracias por la reseña. xD

Nina dijo...

todo lo que tiene que ver con lo egipcio me llama mucho asi que obvio leeré esta saga de tio rick

Ella Zegarra dijo...

MITOLOGÍA EGIPCIA DIJISTE???????? OH POR DIOS, OH POR DIOS *-*
adoro la mitología, pero no he leído nada egipcio! tengo un poco de reserva con rick por ser taaaaaaaan popular, trataré de leerlo pronto *-*

Michelle Mouse dijo...

También tengo muchas ganas a su nueva serie *__* y tengo planeada seguirla en inglés de una vez pero no sé cuando pueda hacer pedido >__<
No he leído la saga de Dioses del Olimpo, estoy esperando que pase todo el hype y que me gusté porque me gusta como escribe el autor y no porque a todos les gustan, no sé si me entiendes XD En fin, que pronto la leeré, porque la tengo entera, pero todavía no ajajaja
Gracias por pasarte
Besos

Michelle Mouse dijo...

Sí, Gerardo, no sé a que estás esperando para leerla XD Es muy buena.
Gracias a ti por leerme :)

Michelle Mouse dijo...

Es Riordan y estoy segura de que te gustará tanto como la saga de Percy Jackson *__* Cuando la leas, me avisas!

Michelle Mouse dijo...

Lo sé, los autores con hype dan un poco de miedillo pero te puedo asegurar que con Riordan vas a la fija, sus libros son geniales ;)
Me muero por saber que piensas del libro *__* Léelo pronto, pretty please!