viernes, julio 31

Otaku time (7) – One piece

No tengo palabras para iniciar esta recomendación de manga porque One piece significa mucho para mí. One piece es el manga que me saca sonrisas. Es el manga que más me ha hecho llorar, incluso he derramado lágrimas por un barco.


De niño, Monkey D. Luffy, soñaba en convertirse en el Rey de los piratas. Pero su vida cambia cuando accidentalmente comió la fruta Gum-Gum, una fruta del diablo encantada que le otorgó la habilidad de estirarse tal cual goma. ¿Su única desventaja? Nunca podrá nadar otra vez, –¡una seria desventaja para un aspirante a pirata!–. Años después, Luffy se embarca en su búsqueda para encontrar el "One Piece", el mayor tesoro en el mundo.
Eiichiro Oda  Shūeisha  Shōnen Jump  794 capítulos a la fecha




Luffy es un protagonista singular. Acostumbrada a los protagonistas fuertes, inteligentes y poco graciosos; me encuentro con un protagonista tonto, que siempre está en su mundo y muy gracioso. Al empezar a leerlo me sentí un poco recelosa con él, no me sentía segura de querer leer un manga protagonizado por semejante chico, pero al pasar los capítulos me di cuenta de que Monkey D. Luffy me había encantado.

Por que sí, el chico es un tonto con todas las letras pero una vez lo conoces entiendes que su personalidad va más allá de ser el chico despistado que siempre quiere tener una aventura. Luffy posee rasgos de admirar; es leal a sus sueños y convicciones, siempre hará lo que pueda para ayudar a sus amigos, defenderá sus ideales hasta que ya no pueda pararse y demostrará que siempre que tengas un sueño debes luchar por él sin importar que tan difícil sea.

Eiichiro Oda ha hecho un magnífico trabajo al darle vida a un personaje tan especial, que no sólo me entretiene durante unos minutos a la semana sino que me enseña lecciones que puedo aplicar en mi vida diaria.

Y no sólo es Luffy el especial, sino cada uno de los personajes que el mangaka ha dibujado y dado vida entre las páginas de su obra. Desde la banda de los mugiwara hasta los villanos que descolocan el mundo; todos y cada uno de los personajes Oda son magníficos y singulares, cada uno posee su brillo distintivo que me hace enamorarme de ellos o, por el contrario, que me provoca el odio más grande que se pueda profesar por un personaje ficticio.

Exactamente es por esta característica que me gusta tanto el manga: los personajes. Todos variopintos, todos poseen su propia historia que se entrecruza sutilmente con la de los demás. A lo largo de los 794 capítulos vamos conociendo a cada uno de los personajes, unos más importantes que otros, pero todos y cada uno de ellos le aportan a la historia chispa y condimento. Ningún personaje está demás en la historia, desde su primera aparición se le debe poner atención porque Oda no crea un personaje sólo por crearlo, él los crea para que signifiquen algo en la vida de Luffy y su tripulación.

Esto me parece magnífico y tengo que aplaudir a Oda por ello, no es sencillo crear un abanico tan amplio de personajes, tan disperso en el espacio temporal, y aún así lograr entrecruzarlos en el camino de Luffy para hacerlo crecer no sólo como persona sino también como pirata.

También me encanta la manera en que el hombre maneja las relaciones interpersonales, obviamente le da mayor importancia a unas debido al género al que pertenece su obra -shonen- pero él intenta tocarlas todas. Por ejemplo, la amistad es una de las más importantes y trabajadas a lo largo del manga; Oda logra presentarme este tipo de relación como una de las más sagradas y respetadas para el ser humano y para ello se vale del altruismo de Luffy. Cada vez que Luffy conoce a alguien, ya sea para incluirlo en su tripulación o para ayudarlo a superar un problema, él no se para a pensar en los beneficios que pueda traerle ayudar a esa persona, sino que sólo la ayuda por el hecho de poder hacerlo, de tener la fuerza para hacerlo.

Y nuevamente debo aplaudir a Oda porque logró representar la amistad de una manera que hoy en día es casi imposible conseguir, además de enseñarme que la amistad es uno de los lazos más importantes que debe construir el ser humano a lo largo de su vida. Los mugiwara son el vivo ejemplo de esta lección de vida que Eiichiro Oda transmite con cada nuevo capítulo de su manga.

Obviamente las lecciones que Oda desea transmitir con su manga no sólo están enfocadas en la amistad, también se orientan a las del tipo de perseguir tus sueños, proteger a tus seres queridos por encima de tu propio bienestar, mantener una sonrisa siempre, que las lágrimas no son muestra de debilidad sino que son el lenguaje del cuerpo cuando no puedes articular palabra; y muchas más. Son tantas y tan especiales que me es imposible plasmarlas todas aquí, realmente One piece es un manga rico en frases y momentos vitales para la vida, que logran hacerme replantear todo lo que conozco hasta ahora.

No crean que Eiichiro Oda da cátedra zen todo el tiempo, no, también trabaja con la comedia, desde la tonta hasta la más elaborada. Cada uno de sus capítulos, si el arco argumental lo permite, tienen uno o dos paneles dedicados a un chiste para aliviar la tensión que se ha creado. Estos pequeños guiños cómicos son realmente hilarantes y no hay uno que no me haga reír; lejos de parecerme fuera de lugar y sobrecargado, me gustan porque son diferentes en cada capítulo -no se repite ninguno- y están bien equilibrados junto a los momentos serios. En medio de una batalla, han sido contadas las ocaciones en que Oda deja caer un chiste, porque se puede palpar la seriedad del momento y obviamente él tratará de mantenerla.

Lo que me lleva a hablarles sobre los arcos argumentales. Son variados y se conectan entre sí, aunque al principio pensé que el único arco que existía en el manga era la búsqueda del One piece debo admitir que estaba equivocada. A medida que la historia ha avanzado, también han nacido nuevos arcos argumentales que complementan al principal, lo que provoca que la historia sea muy amplia y al mismo tiempo un poco enredada; si no se ha prestado atención desde el primer capítulo lo más seguro es que en los capítulos venideros obviemos pistas, que son claves para desvelar alguno de los misterios que Oda ha ido entretejiendo desde el primer momento.

Lo que provoca que vuelva a aplaudir a Oda por tercera vez, porque imaginar una trama tan enredada, propia de los libros de Martin, es de dioses. Desde el primer capítulo se dan pistas sobre un misterio que se introducirá dentro de más de 100 capítulos; y cuando por fin se introducen, me es imposible frenar mi mente y ésta empieza a crear teorías y posibles escenarios hasta que, figurativamente, mi cerebro explota con la cantidad de posibilidad que existen en este mundo.

Realmente no se me ocurre que más decirles para que le den una oportunidad a tan magnífico manga. Reconozco que la cantidad de capítulos que hay hasta ahora puede acojonar un poco, pero en serio, denle una oportunidad, estoy segura de que no lo lamentaran.

4 comentarios :

Ella Zegarra dijo...

794 capítulos... okay, tengo que pensarlo bien para iniciarlo. Conocía el anime, lo daban hace unos cuantos años en la tv, no lo llegué a ver, no sé por qué. Ahora que estoy retomando un poco mi vida otaku quizá lo vea :D

Michelle Mouse dijo...

Dale, sé que te gustara ^__^ Es muy divertido. Son 194 capítulos de manga, que los lees en unas dos o tres semanas, si te dedicas a ello. En el anime van unos 600 o así, que no lo llevo al día >__< Me cuentas, si te animas, que te parece :)

Jisela Riascos dijo...

Es muuy largo, jajaja :( Lo he visto bastante por ahi porque también me gusta el manga y el anime pero no me decido porque es demasiado largo xD A mí el que me ha gustado desde chiquita y no he dejado de ver es Naruto (creo que no es tan largo como este xD) porque es increíble, además de que les gusta a mis hermanos también así que a veces nos sentamos a verlo juntos, hasta tarde en la noche. En fin, no sé si animarme con One Piece, pero al leer tu opinión me lo pensaré ;)

Un abrazo.

Michelle Mouse dijo...

Sí, muy largo, lo sé, es lo que echa para atrás a muchos -__- Pero mira que vale la pena :) Es más largo que Naruto, ahora más ya que éste ha terminado y One Piece todavía tiene historia (ya salió un comunicado donde dice que serán 120 tomos y vamos por el 74 más o menos).
Si ves anime con tus hermanos podrías sugerirles ver este, el anime es un poco más lento para enganchar así que te sugiero ver al menos los tres primeros capítulos antes de decidir si lo sigues o no, el anime tiene unos 600 o así de capítulos >__< Pero también vale mucho la pena.
Si lo terminas viendo, me cuentas que tal te parece :)