viernes, julio 10

Tardes de pelis (18) – The duff


Tengo mil y una película por enseñarles, pero he decidido que la primera debería ser The duff, en parte porque es una película basada en un libro que leí y me gustó mucho, y en otra porque tengo mucho MUCHO que decir de esta película.

Bianca es una estudiante de último año de secundaria cuyo mundo se destroza cuando aprende que el cuerpo estudiantil la conoce como “la DUFF” (Amiga designada gorda y fea) para sus más lindas y populares amigas. Ahora, a pesar de las advertencias de su profesor favorita, deja de lado su amor platónico, y recurre a Wesley, un deportista astuto pero encantador, para que la ayuda a reinventarse. Para salvar su último año de convertirse en un desastre total, Bianca debe encontrar la confianza necesaria para derrocar a Madison, la despiadada chica que pone etiquetas a todos en la escuela, y recordarse a sí misma que no importa cómo se ve la gente o cómo actuar, todos somos el DUFF de alguien.
Comedia  100 minutos  Ari Sandel

The duff es un libro que dio de qué hablar cuando fue publicado, tanto en inglés como en español, porque hablaba de la realidad en las escuelas, de cómo puede afectar una sencilla palabra la vida de una adolescente. También porque la autora no tiene pelos en la lengua para tratar temas como la promiscuidad en los adolescentes y los diferentes problemas familiares que pueden afectar a los mismos.

Con sólo ver el trailer supe que los cambios habían sido abismales, no sólo cambiaron lo aceptable sino que se metieron con la esencia del libro. Aunque me ha entretenido la película, todavía no puedo creer que la autora haya permitido que cambiaran el curso de los hechos que tanto me gustó en el libro.

Bianca ya no es la chica cínica que suelta comentarios agrios a todo el mundo, ahora es la chica rara obsesionada con zombies atrapada en unos jeans anchos y camisas a cuadros. Decepción es poco para describir lo que sentí al ver la nueva versión de Piper en la pantalla. No contentos con cambiar a la protagonista también cambian a Wesley, cuyo encanto promiscuo acabo en el wáter para ser reemplazado por el típico chico americano jugador de futbol por el que mueren todas las chicas, un tonto en resumidas cuentas.

Are you fucking kidding me?!
La personalidad que tanto me había gustado en el libro brilla por su ausencia en la adaptación, bien podrían adoptar otros nombres y me daría igual porque sencillamente estos chicos no son Bianca Piper ni Weasley Rush, no, son dos personas de molde sacadas de una peliculilla americana que ves los domingos por la tarde.

Madison, la nueva integrante del elenco que no pinta nada en la historia original. Es una chica obsesionada consigo misma, hueca, superficial y cruel; no le logró encontrar el sentido a introducir a un personaje de lo más cliché en una historia única como era The duff. Su sola presencia tergiversa todo el universo que Keplinger había creado hasta límites insospechados, ella es tan sólo un personaje cliché que debió haber brillado por su ausencia.

Y ellos no son los únicos que cambian, podría mencionar al insulso de Toby que ha cambiado de ser un chico listo obsesionado con la política a ser un cantante mentirosillo que usa chamarra día sí y día también. Sacaría a colación que la madre de Piper vive con ella y no su padre, el cual sólo fue mencionado una que otra vez. Diría que la hermana de Rush nunca hace aparición ni mucho menos su desagradable abuela. Fueron tantos los personajes que cambiaron y otros tantos que añadieron que no sabría realmente por donde comenzar.

En cuanto a la trama en sí, como ya he dicho, ha cambiado completamente. De tener una trama interesante donde una chica vive su vida luchando contra todos y todos, de obsesionarse con una etiqueta que no te define, de tener una relación amor/odio con el promiscuo de turno; pasamos a tener una historia ya más que vista, aburrida y sin encanto; que lo único que ha conservado ha sido la etiqueta de the duff.

Podría pasarme horas enumerando los cambios, pero sería dañarles la película porque necesariamente tendría que hacer uno que otro spoiler. Así que me detendré, aunque mi irritación al recordar la cinta no lo hará en unas cuantas horas.

No, no la recomiendo. Si la quieren ver, adelante, pero vayan en mente que será otra Mean Girls y no lo que esperaban luego de leer The duff. Y por si el contrario, quieres verla para ver si lees el libro, tampoco te lo recomiendo, el libro es millones de veces mejor, esto que nos han traído es tan sólo una quimera defectuosa con la que intentan vernos la cara.
No podría haberlo dicho mejor.

4 comentarios :

Ella Zegarra dijo...

quiero ver esta película por el simple morbo

Nina dijo...

yo es que por muy aburrida que este no la veria xD tampoco me llama el libro

Michelle Mouse dijo...

Yo la vi por curiosidad y simples ganas de despotricar de ella, que sino habría pasado de ella XD

Michelle Mouse dijo...

Lo sé, no es tu tipo de libro :( Y de la película ni hablemos, que me la vi exclusivamente para escribir esta entrada XD