martes, octubre 13

Harry Potter y las reliquias de la muerte – J. K. Rowling

La fecha crucial se acerca. Cuando cumpla diecisiete años, Harry perderá el encantamiento protector que lo mantiene a salvo. El anunciado enfrentamiento a muerte con lord Volvemort es inminente, y la casi imposible misión de encontrar y destruir los restantes Horrocruxes más urgente que nunca. Ha llegado la hora final, el momento de tomar las decisiones más difíciles. Harry debe abandonar la calidez y seguridad de La Madriguera para seguir sin miedo ni vacilaciones el inexorable sendero trazado para él. Consciente de lo mucho que está en juego, sólo dentro de sí mismo encontrará la fuerza necesaria que lo impulse en la vertiginosa carrera para enfrentarse con su destino.
J. K. Rowling  9788498381412  Salamandra  638 páginas  Serie Harry Potter


Serie Harry Potter
7. Harry Potter y las reliquias de la muerte

El final de Harry potter y el misterio del príncipe fue desgarrador para mí pero no podía no leerme de inmediato el libro que le pondría final a las aventuras del niño que vivió, que le pondría final a uno de los fenómenos mundiales más grandes en los últimos años.

La inocencia e infantilismo que caracterizó a Harry Potter y la piedra filosofal brillan por su ausencia, en su lugar pude observar una novela mucho más juvenil y oscura de lo que fue su antecesora. Los acontecimientos que suceden en esta última entrega de Harry Potter son impactantes, llenos de tensión y maravillosos, ha sido el perfecto final para la saga.

Harry se ha convertido en un joven adulto digno de admirar, las características de su personalidad, que se podían atisbar desde el primer libro, se han terminado por arraigar en su persona y me han terminado por enamorar. Potter es un gran mago pero sobre todo es una gran persona capaz de poner en riesgo su propia seguridad a cambio de lograr acabar con el mago oscuro más poderoso que ha existido desde Grindelwald. Lamentablemente no crecí con él, pero me habría gustado y estoy segura que él será de los primeros personajes literarios que les presente a mis hijos.
No te den lástima los muertos, Harry, sino más bien los vivos, y sobre todo los que viven sin amor.
Ron Weasley es un personaje al que no le había prestado mucha atención antes, si bien lo consideraba un protagonista más y admiraba uno que otro rasgo de su personalidad, siempre lo consideré la mano derecha de Harry, el chico que siempre iba a estar al lado del niño que vivió y ya. Pero con los sucesos de este libro tuve que replantearme esa imagen, porque Ron, durante las más de 600 páginas, me mostró sus diferentes caras y me encantaron; vi un Ron decidido en ayudar a su mejor amigo, asustado por su familia y desesperado porque las circunstancias lo sobrepasaban; realmente este personaje me impresionó de la mejor manera.

Hermione es una chica muy lista y madura, cuyo carácter se ha acentuado con los libros y en este libro la vi mucho más fuerte y segura de sí misma. Me encantó verla enfrentarse a sus miedos y seguir fiel a sus amigos y creencias. Aunque sigue siendo una sabelotodo, a lo largo de los siete libros también pude detectar otras características de su persona como que ella, en varias ocaciones, es la voz de la razón y la que calma los ánimos entre Ron y Harry, o que redefine el término de sexo débil al ser una bruja de armas tomar; conocer a un personaje femenino como Hermione no tiene precio, pude ver en ella un rol a seguir.

Los personajes de Jotaká son maravillosos y, sé que lo he repetido en varias ocaciones, también son muy reales; tanto que me pude identificar con cualquiera, no importaba que fuera secundario y sólo apareciera una vez cada mil años. Todos y cada uno de los personajes brillan por sí mismos y me encanta la diversidad de personalidades tan grande que existe, ninguno es similar otro, todos son diferentes.
–¡Porque a veces –respondió Harry antes de que Hermione replicara–, a veces no tienes más remedio que pensar en otra cosa aparte de tu propia seguridad! ¡A veces no tienes más remedio que pensar en el bien de todos!
En esencia, la novela no tiene ningún punto negativo a mi parecer, toda ella me encantó pero si soy capaz de discutir el tema del romance. Las parejas que se crean me parecen más complacientes para con los fans que parejas reales, no me inspiran amor ni ningún sentimiento para ser sincera. No me molestan, pero hubiera preferido otro tipo de desarrollo, uno que me hiciera creerme que si eran compatibles, que ellos querían estar juntos y no que el fandom los juntó.

Esta novela es imposible de describir sin caer en spoilers, todo lo que sucede en ella es impactante y maravilloso. El mundo mágico que ha creado Rowling sigue creciendo con la aparición de nuevos hechizos, personajes y lugares; además, la autora juega con los sentimientos del lector al revelar pasados secretos de sus personajes, lo que me hizo replantearme mi sentir hacia varios de ellos. La guerra, la segunda guerra mágica, es desgarradora, las perdidas humanas son muy dolorosas y aunque ya sabía que iba a suceder no por ello me dolieron menos.

Despedirme del niño que vivió deja un vacío en mi corazón porque su historia ha sido fantástica; junto a él abandono Hogwarts, el mejor colegio que se ha podido crear. Rowling, no hay palabras para agradecerte el que hayas escrito esta historia, el que le hayas dado vida a un mundo en el que miles queremos vivir.

2 comentarios :

Nina dijo...

si la pelicula me traumo imagina el libro xDDDDDD aun me falta conseguir el sexto y el septimo :)

Michelle Mouse dijo...

@Nina, XD no me lo puedo imaginar, sé que con el final del sexto vas a gritar XD y todo lo que sucede en el séptimo ni hablemos, que es mucho más intenso que en la película.